El despertar de la historia o el encanto idealista

La pregunta es si puede existir una construcción de la historia, si puede existir filosofía de la historia sin un idealismo latente; si podemos construir la historia sin hacernos culpables del pecado cardinal: infiltrar un sentido que no existe. Theodor W. Adorno, Sobre la teoría de la historia y de la libertad, tr. Miguel Vedda,Sigue leyendo «El despertar de la historia o el encanto idealista»

Notas para una conversación posible acerca de la historicidad de una institución crítica

¿Cómo rediseñar la página? Olvidando el orden de las razones, orden por cierto, pero sin razón. Hay que cambiar de razón. El único acto intelectual auténtico es la invención. Prefiramos pues el laberinto de los pulgares electrónicos. Michel Serres, Pulgarcita. El mundo cambió tanto que los jóvenes deben reinventar todo: una manera de vivir juntos,Sigue leyendo «Notas para una conversación posible acerca de la historicidad de una institución crítica»

Esbozo de un proyecto: historiografía negativa

Advertencia Este esbozo ha sido ligeramente editado respecto al documento original, preparado para un concurso de financiamiento dedicado al apoyo de investigación de teoría de la historia e historiografía en castellano. Este tipo de textos, usualmente archivados para uso privado, me parece, abren sus potencias para con posibles interlocutores. Son mensajes dentro de botellas (comoSigue leyendo «Esbozo de un proyecto: historiografía negativa»

Notas de un libro olvidado que puede

Nos demoramos en el sueño de una imagen imposible que ya no pertenecería sólo al pasado, sino que se integraba también al futuro, para ocupar su lugar en él como una visión inédita.[1] Pescador de perlas El 19 de octubre de 1968 el prestigioso diario estadounidense, The New Yorker, publicó un largo ensayo de HannahSigue leyendo «Notas de un libro olvidado que puede«

La huella emocional es el trazo que sigue la historiografía negativa

¿No es la memoria inseparable del amor, que desea conservar lo que en sí es pasajero? ¿No está cada movimiento de la fantasía producido por el deseo que, al transferir sus elementos, trasciende de lo existente a lo afectivo? ¿No está hasta la más simple percepción modelada por el temor a lo percibido o elSigue leyendo «La huella emocional es el trazo que sigue la historiografía negativa»

Caótica y difusa: la felicidad. Comentario a la exposición de Ruud Kaulingfreks: “Sobre poesía y la sociedad administrada”

Lo desconocido está entonces en una διασπορά y la razón tiene una grata elección entre lo que está en su mano y lo que la imaginación puede inventar (lo monstruoso, lo ridículo, etc., etc.).[1] Tras una noche de trabajo dedicado a la lo que sería su ensayo “Sobre el concepto de ser humano”, Horkheimer seSigue leyendo «Caótica y difusa: la felicidad. Comentario a la exposición de Ruud Kaulingfreks: “Sobre poesía y la sociedad administrada”»

Fragmentos historiográficos

Veladora. La historia: funda. La historia funda. La historia funda en su doble sentido: vela y origina. Vela el origen. Su origen es velado. Retirada. El silencio y la huida del dios cristiano hacia los siglos XVI y XVII produjo una pérdida radical que, siguiendo a Lyotard, dio lugar “al modo moderno y a suSigue leyendo «Fragmentos historiográficos»

Nota V acerca de la Introducción a la dialéctica (1958) de Theodor W. Adorno

[…] los niveles intelectuales dentro del género humano, e incluso los puntos ciegos en un mismo individuo, representan las estaciones en las que la esperanza se detuvo y son testimonio, en su petrificación, de que todo lo viviente está bajo una condena.[1] Esta quinta y última nota acerca del seminario impartido por Theodor W. AdornoSigue leyendo «Nota V acerca de la Introducción a la dialéctica (1958) de Theodor W. Adorno»

Nota IV acerca de la Introducción a la dialéctica (1958) de Theodor W. Adorno

Todo está ocurriendo y ya ha ocurrido y volverá a ocurrir. Todo lo que existe ha existido siempre y seguirá existiendo. La memoria es imaginaria; no es real. No se avergüencen de su necesidad de crear; es la parte más bonita de sus corazones. El mito es la verdadera historia. No dejen que les diganSigue leyendo «Nota IV acerca de la Introducción a la dialéctica (1958) de Theodor W. Adorno»

Nota III acerca de Introducción a la dialéctica (1958) de Theodor W. Adorno

El sujeto de la enunciación (quién lo dice) y el sujeto de la anunciación (para qué lo dice) son desconocidos en la escritura del historiador que se manifiesta mediante una serie de enunciados que sueñan con la objetividad y la neutralidad (“así fue”). Nos hallamos en este campo otra vez con la célebre “ciencia comoSigue leyendo «Nota III acerca de Introducción a la dialéctica (1958) de Theodor W. Adorno»

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar